Según las estadísticas del Ministerio de Salud, la cirugía de Hernia es la segunda más frecuente después de la cirugía de Vesícula cuando hablamos de cirugía electiva o programada y si se trata de cirugía de Urgencia es la tercera después de la cirugía de Vesícula y de Apéndice. Es decir la cirugía de Hernia es una de las más frecuentes en Chile.


La Obesidad ha tenido un aumento importante a nivel mundial, los reportes de la Organización Mundial de la Salud hablan de más de 2 billones de personas con sobrepeso, de los cuales aproximadamente 700 millones tienen obesidad. Chile ostenta el país con más obesos en la región.


Las personas con obesidad tienen mayor frecuencia de enfermedades como hipertensión arterial, diabetes mellitus, apnea, asma, enfermedad cardiovascular, cáncer, depresión, trastornos degenerativos óseos y HERNIAS.


Los pacientes con Obesidad tienen crónicamente un aumento de la presión intrabdominal, lo que hace que tengan con mayor frecuencia hernias a través de zonas débiles como el ombligo y región inguinal, las que además en muchas ocasiones no se diagnostican precozmente ya que inicialmente no se palpan debido a que se esconden en el espesor del tejido graso.


La cirugía de cualquier tipo en un paciente obeso tiene mayor probabilidad de complicaciones médicas y quirúrgicas, en especial las relacionados a la piel y tejido graso, es así que los sangrados, hematomas e infecciones son más frecuentes.


Por los antecedentes antes expuestos en relación a las enfermedades propias en personas con obesidad y al aumento de la aparición de hernias en obesos, es que el manejo de la hernia en este grupo require de un especial cuidado y debería ser manejado por un cirujano experto en el tema.


Con mucha frecuencia en los pacientes con obesidad y hernias se retrasa la cirugía debido a que se indica primero bajar de peso y luego volver con 20 o 30 kilos menos o en ocasiones extremas el medico informa que por sus antecedentes podría estar fuera de alcance quirúrgico. En esta espera la posibilidad de complicación de la hernia está presente.

 

obesidad


En nuestro grupo de trabajo manejamos de manera integral este tema: Obesidad y Hernia.


Las consecuencias producto de la complicación de una hernia no operada en un paciente Obeso son mucho mayores que los riesgos de una cirugía electiva o programada en este grupo. Es decir el paciente con Obesidad y hernias debe ser tratado y debe ser operado oportunamente para evitar graves complicaciones que son de difícil manejo cuando se compara con pacientes con peso dentro de límites normales.


Nuestro grupo trabaja en conjunto con un equipo de Obesidad multi-disciplinario, preparándolo previamente bajo vigilancia profesional en la baja de peso antes de la cirugía de la Hernia y también en el postoperatorio para mantener la baja de peso y disminuir la posibilidad de reaparición de la hernia secundario a la obesidad. Además en ciertos casos se pueden realizar cirugías para control de la obesidad y hernias al mismo tiempo con buenos resultados, luego de una evaluación por el equipo multidisciplinario de Obesidad en conjunto con el equipo de expertos en hernia.


Los pacientes con Obesidad se ven beneficiados de la cirugia laparoscópica de hernias, ya que las incisiones mínimas usadas en este método disminuyen las complicaciones de piel y téjido graso (abscesos, seromas, hematomas, infección) frecuentes en cirugía abierta en este grupo de pacientes.


Si tiene una hernia y además sobrepeso u obesidad, no retrase su evaluación, acuda con nuestro grupo de expertos en el tema.