2
Son más frecuentes en las mujeres y se forman por una debilidad en el conducto femoral, que corresponde al sitio por donde la arteria, la vena y nervio abandonan el abdomen para dirigirse hacia las piernas. Este conducto femoral está inmediatamente por debajo de la región inguinal, por lo que las hernias femorales pueden confundirse con las inguinales. A pesar de su tamaño pequeño pueden atrapar el intestino y provocar complicaciones graves con mayor facilidad que los otros tipos de hernias.

Sólo una operación quirúrgica puede resolver las hernias inguinales o las femorales. Debido a la alta frecuencia con que se producen las hernias, ésta es la operación más frecuente en la práctica quirúrgica